10 tácticas de marketing para Instagram que ya no funcionan

Consigue seguidores y clientes con el Instagram de tu marca

Instagram es el paraíso en el que todas las marcas quieren tener éxito. Lamentablemente, muchas creen en mitos que aseguran que triunfarán si hacen ciertas prácticas poco transparentes, como comprar seguidores o contratar influenciadores con millones de seguidores solo porque «son famosos». Al final, estas prácticas solo hacen daño a la cuenta de tu marca y, en el peor de los casos, logran que la plataforma te sancione.

¿Quieres saber cuáles son esas prácticas de marketing para Instagram que no funcionan? Aquí te presentamos 10 malas tácticas que hemos identificado y además te traemos recomendaciones que sí funcionan.

10 prácticas de marketing para Instagram que no funcionan

1.- Usar hashtags comunes: Los hashtahs tipo #likeforlike #followforfollowback #love #instagood #instalove #follow like4 like o #follow4follow son extremadamente populares. Muchísimas personas los usan solo para ganar atracción hacia sus publicaciones y conseguir seguidores nuevos con muy poco esfuerzo. La estratega Verónica Ruiz del Vizo compara esta práctica con la idea de hacerse millonario con solo comprar un billete de lotería. ¿Podrías ganar mucho dinero con la lotería? Bueno, quizás sí, pero es extremadamente improbable. En el mejor de los casos, recuperarás la inversión. Los hashtags bien usados pueden llevarte seguidores de caldiad y relevantes a tu cuenta. Estas etiquetas deben ser usadas para tres cosas: Categorizar el contenido de tu cuenta, aportar información relevante de un suceso de actualidad o entrar en las categorías de la industria a la que pertenece tu empresa. Por ejemplo, si tienes una marca de respostería y en el Instagram publicas recetas, das tips de cocina y muestras lo que compras en el mercado, puedes tener unas etiquetas como: #LasRecetasDeSara #SaraTips y #AlMercadoConSara, de manera que cada categoría sea fácil de encontrar. Si además tu marca asiste a un gran evento de repostería en tu ciudad y creas contenido enfocado en esa actividad, podrías sumar ese contenido al hashtag del evento. Además, como eres respostería, todas tus publicaciones llevarías la etiqueta #Respostería, de manera de entrar en la categoría de la industria y que los interesados en ese tema puedan hayar el Instagram de tu marca.

 

Segmenta bien a tus seguidores para llegar a tu audiencia ideal

 


Mini pausa para contarte que en Instamatico te ayudamos
a crecer en Instagram sin bots y sin tu contraseña!
Mira nuestros planes
aquí

 

2.- No segmentar: En Instagram hay mil millones de usuarios activos. La persona con más seguidores es Selena Gómez con 139 millones de seguidores. ¿Eres Selena Gómez? ¿No? Entonces tienes que segmentar muy bien a tu audiencia para saber quién quieres que te encuentre. Si eres un restaurant de carnes, de nada te sirve seguir o que te siga un vegetariano. Si eres una marca de cerveza y sigues personas que no consuman alcohol, tendrás pocos seguidores de vuelta y un engagement muy bajo.

Antes de abrir el perfil de tu marca en Instagram, o en cualquier otra red, te recomendamos descubrir a tu seguidor ideal a través de la creación de tus buyer persona. El buyer persona te dirá quién es tu seguidor ideal, dónde se encuentra, qué edad tiene, qué le gusta, cuáles son sus hábitos digitales, cuáles son sus intereses, qué lo frena, entre mucha otra información valiosa. Con estos datos, podrás crear contenido valioso para esa audiencia y sabrás exactamente a quién seguir. Seguir y que te sigan las personas adecuadas, te asegurará que todos tu esfuerzo de marketing de contenidos se verá recompensado no solo con likes y comentarios, sino con recomendaciones y, sobre todo, clientes fieles a tu marca.

3.- Contratar influenciadores para todo: Sí, vivimos la era del marketing de influencia en donde la recomendación de una persona “famosa” podría significar muchos seguidores y ventas para ti. Sin embargo, aquí enfrentamos una paradoja ya que si bien es cierto que la recomendación de un famoso puede ser valiosa para tu marca, cada vez más las personas quieren fuera de sus perfiles a la publicidad. Y contratar influenciadores es publicidad y de la más pura. Además, que un influenciador tenga muchos seguidores no te asegura que a ti te lleguen esos seguidores, si es que son reales. Y que te lleguen seguidores reales de ese influencer, no significa que se convertirán en clientes.

El marketing de influencia tiene su ciencia y debe ser ejecutada con mucha cautela. Por ejemplo, lo primero que debes pensar es por qué quieres contratar a un influenciador. Luego, debes buscar a aquel influenciador que mejor se ajuste a tu marca y a lo que quieres comunicar. Es muy importante que una vez tengas a un influenciador en mente, le pidas sus métricas como alcance, engagement, localización de seguidores, entre otras. De nada te sirve un influenciador de tu ciudad, si sus seguidores están en Corea o India (en ese caso, esos seguidores son comprados con toda seguridad). Cuando te has decidido, establece de forma clara lo que necesitas y cómo debe ser el mensaje. Esto no quiere decir que el influenciador no tenga libertad creativa, pero es tu marca la que está en juego así que debes formar parte del proceso. Una vez haya concluido el contrato, pídele una vez más las métricas más relevantes y analiza cómo se comportó tu cuenta y si tuviste los resultados esperados. Si un influenciador es muy costoso para tu marca en este momento, buscar entre tus seguidores a un microinfluenciador, que son personas especialistas en un área específica, pero con comunidades modestas. En los últimos tiempos, los microinfuenciadores han dado mejores resultados que los grandes influenciadores ya que son menos costosos y tienen mejor credibilidad ante sus seguidores.

En un mundo donde demasiada gente se cree influencer, hay que ser muy selectivo

4.- Publicar contenido todos los días sin sentido: Te han dicho que debes publicar todos los días para que la cuenta de tu marca crezca en Instagram y tener muchos seguidores en poco tiempo. Te han dicho que publiques entre dos y tres posts en tu feed y todas las historias que puedas. Te han dicho que debes hacer muchos lives en la semana y ahora hasta publicar en IGTV. Y tú te levantas cada mañana extremadamente preocupado porque nunca sabes que subir a Instagram y terminas compartiendo cualquier tipo de contenido. Lo peor es que los pocos seguidores que tienes no dejan ni un like. ¿Qué está pasando?

Lo primero que debes saber es que una buena cuenta no es la que tiene miles y miles de seguidores, sino la que ha construido una comunidad fiel en torno a la marca. Si esa comunidad es de 100, 500, mil o cien mil seguidores, no importa tanto como el compromiso o engagement que esos seguidores tengan contigo.

Para construir una buena comunidad, debes darles lo que ellos necesitan: contenido valioso. Estar en redes no se trata de lo que tú como marca quieres decir, sino de lo que tu audiencia necesita de tu marca. ¿Qué es un contenido de valor? Aquel que informa, educa o entretiene. Si tu contenido tiene uno o más de estos aspectos, lograrás atraer a tu seguidor ideal. Entonces, ¿cómo crear contenido valioso siempre? Con un calendario editorial.

Identifica esos temas generales que les interesa a tu audiencia y llévalos a un calendario editorial, el cual debes cumplir a cabalidad. Por ejemplo, si tienes una tienda de ropa, luego de investigar las necesidades de tu audiencia, puedes identificar temas como: combinación de ropa para ir al trabajo, tipo de cuerpo, las mejores prendas para ocasiones específicas, entrevistas a fashion bloggers y accesorios para potenciar tus prendas. A cada día de la semana, le asignas uno de estos verticales temáticos. Así, el lunes hablarás de ropa para ir al trabajo y el viernes, de accesorios. Ese será el eje del contenido, pero el tema específico irá variando cada semana. Por ejemplo, este lunes publicarás cuáles son los mejores colores para ir a una entrevista de trabajo y el lunes siguientes hablarás de qué tipo de pantalón es el ideal para ir a la oficina. Con este método no solo tendrás un tema cada día, sino que te aseguras de que el contenido será de interés para tus seguidores. Extra tip: cuando no sepas de qué hablar, pregúntale a tus seguidores qué les gustaría saber.

5.- Hablar siempre de tu marca: Tu marca es maravillosa, es la mejor del mundo, tiene el mejor producto y nadie te iguala. ¿De verdad crees que con ese discurso conquistarás seguidores? La verdad es que no.

Las personas odian ver publicidad en sus redes sociales. Si solo hablas de tu marca, pones fotos donde esté tu producto en primer plano y todas tus imágenes tienen el logo, estás haciendo pura publicidad.

Imagina a ese compañero súper molesto en la universidad que no hacía más que hablar de lo cool, divertido y guapo que era. ¿Alguien le creía? Seguramente no.

No conviertas a tu marca en ese compañero molesto que solo habla de sí mismo. Utiliza tus canales digitales como una plataforma que te permitirá a través de tus conocimientos en la industria, convertir a tu marca en una referencia. Ofrece contenido relevante para tu audiencia, de manera de que cuando necesiten un producto o servicio como el que tú ofreces, seas la primera y única opción en sus mentes.

Volvamos al ejemplo de la tienda de ropa: durante meses le has enseñado a tu audiencia cómo vestir con elegancia, pero a la moda. Cuando una de tus seguidoras necesite ropa nueva para ir a una entrevista de trabajo, inmediatamente pensará en tu tienda porque la conoce y ha visto de primera mano que tú sabes de moda y que, una vez en la tienda, podrás ayudarla a escoger la mejor combinación para causar una muy buena impresión en la entrevista.

Eso sí, de vez en cuando muestra qué es lo que vendes. Te recomendamos una frecuencia de 80-20: 80% de contenido relevante y 20% de publicidad de marca.

Si en el perfil de tu marca solo se ve tu producto, no es atractivo

6.- Dejárselo todo al crecimiento orgánico: Las redes parecen ser gratis, pero la verdad es que no lo son y menos para las marcas que quieren posicionarse en esos medios. Si bien es cierto que se puede crecer de forma orgánica, es decir, sin comprar publicidad, usar el Instagram Ads te ayudará a llegar a esas personas que realmente te interesan.

Por medio de una muy buena segmentación, podrás hacer que tus piezas publicitarias lleguen justo al público que podría estar interesado en tu marca.

Estás creando contenido maravilloso y tu comunidad responde de forma positiva. Ésta será la clave que te dirá que es el momento de anunciar dentro de la plataforma para que muchas más personas relevantes a tu cuenta te sigan y se conviertan en fans y futuros clientes.

El crecimiento orgánico es bueno y necesario, pero no obvies los medios comprados para crecer con seguidores realmente interesados en tu marca y ventas.

7.- Intentar vencer el algoritmo: Este es quizás el mito más extendido por todo Instagram: hay miles de publicaciones en blog, ebooks y videos en Youtube que aseguran tener la fórmula mágica para vencer al malvado algoritmo de Instagram que oculta tus publicaciones.

Primero, el algoritmo no oculta tus publicaciones. Segundo, el algoritmo no es malvado.

El algoritmo no es más que “una serie de instrucciones sencillas que se llevan a cabo para solventar un problema”, de acuerdo a El País. El algoritmo no piensa, no decide, no juzga. Simplemente toma decisiones con base en las instrucciones que le fueron suministradas en un comienzo.

Un algoritmo no se puede vencer. Si se pudiera, no sería más que un algoritmo inútil e Instagram sería un desastre.

Al algoritmo de Instagram le dijeron: en el feed de una persona aparecerán primero aquellas imágenes que hayan sido publicadas por cuentas con las que tenga engagement y se verán en orden cronológico. Esto quiere decir que debe haber una relación entre la marca y la persona. Luego, si el seguidor tiene buen engagement con dos marcas, pero tú publicación es 5 minutos anterior al de la otra marca, el seguidor verá primero la foto de la otra marca y luego la tuya.

En otras palabras: si no has fomentado el engagement con tus seguidores, éstos no verán tus publicaciones entre las primeras imágenes de sus feeds. Y en un universo en el que hay más de 50 millones de cuentas empresariales, quizás nunca las vean.

La culpa no es del malvado algoritmo, sino de la pobreza del contenido que está creando la marca.

Haz que el algoritmo juegue a tu favor

8.- Depender solo del mundo digital: ¿Qué pasaría con tu marca si hoy se acaba Instagram? ¿Podría sobrevivir sin el entorno digital? Si bien el mundo online es fundamental en la sociedad actual, el mundo de verdad sigue siendo el más importante. Está muy bien que te preocupes por mantener tus canales digitales actualizados, con información valiosa y con un buen engagement, pero no descuides las relaciones cara a cara.

Asiste a congresos de tu industria, ve a eventos de networking e interactúa con tus clientes en espacios offline. Al final de cuentas, esos encuentros en el mundo real son mucho más valiosos que un like o un comentario.

9.- No fomentar la conversación en tus publicaciones: El muy famoso engagement solo lo conseguirás si fomentas conversación e interacción en tus publicaciones. En la medida en que respondas los comentarios de tus seguidores, interactúes con ellos y construyas una relación valiosa, en esa misma medida el algoritmo te premiará. Interactuar no es responder los comentarios de tus seguidores con palabras como: cool, ok, gracias, bien, etc. No, interactuar es crear una relación real con tus seguidores. Si te felicitan por un contenido, da las gracias y pregúntales por qué les gustó tanto. Si te hacen una pregunta, responde ampliamente. Si tienen alguna duda sobre tu producto o servicio, ve al directo y conversa con ese seguidor que está interesado en tu marca. Verás cómo poco a poco vas a ir formando una comunidad con ciertos seguidores que se convertirán en amigos, embajadores de marca y muy posiblemente, en clientes.

Sabemos que tener a esos seguidores con los cuales crear engagement es complicado. Por eso Instamatico ha desarrollado una herramienta de automatización que te ayuda a conseguir seguidores realmente interesados en tu marca y con los que podrás interactuar y crear engagement.

Nuestra herramienta atrae atención al perfil de Instagram de tu marca, siguiendo a cientos de clientes potenciales, dando like a sus fotos, mirando sus historias y más. Al identificar las cuentas que podrían estar realmente interesadas en tu marca, logramos que un alto porcentaje te siga de vuelta, interactúe con tu contenido, te envíe mensajes privados y visite tu sitio web. Es decir, conseguimos que se cree en engagement. No compramos seguidores falsos, sino que atraemos seguidores reales relevantes a tu cuenta. ¿Te interesa? Accede a una prueba gratis por 7 días. Ve a nuestro sitio web y descubre todas las ventajas que Instamatico tiene para ti.

Fomentar la conversación, como lo hace @anabelleblum, es fundamental para tener un buen engagement

 

Ya te suscribiste a nuestro curso de Instagram para marcas?
Es 100% gratuito y no te pedimos ni tu email 🙂 

Click acá

 

10.- Comprar seguidores: Muchas marcas ponen el foco solo en el número de seguidores y creen que mientras más grande el número de seguidores, más éxito tendrán. Por esta razón, caen en el error de comprar seguidores. La verdad es que los seguidores son solo un número.

Imagina la siguiente situación: Decides comprar seguidores para abultar el número que muestra Instagram, de manera que otras personas crean que eres importante y te sigan. Luego de la compra de seguidores, te comienzan a seguir personas realmente interesadas en tu cuenta, pero enseguida notan algo: a pesar de que tienes 100 mil seguidores, tus publicaciones no tienen más de 30 likes y cero comentarios. En ese momento se dan cuenta de que los seguidores son comprados y te dejan de seguir porque desconfían de ti. ¿Sabes cuándo volverás a tener su confianza? Nunca. Los seguidores no toleran engaños.

No te enfoques en el número de seguidores. Preocúpate por crear contenido valioso que genere engagement con las personas que te sigan, no importa cuántas sean. Esos seguidores, con su interacción, le irán dando más relevancia a tu cuenta, repostearán tu contenido, etiquetarán a otras personas en tus publicaciones y, lo más importante, te recomendarán en el mundo online y el offline. Un seguidor de verdad que sea capaz de recomendarte vale mucho más que 100 mil seguidores comprados.

La cuenta de Instagram de tu marca debe ser gestionada desde la transparencia y sinceridad. Es una vía para ganar reputación. En digital, como en la vida real, la buena reputación es la única que tiene valor, así que cuídala. No creas en mitos ni falsas promesas. Crea contenido valioso, fomenta el engagement y crea una comunidad real y fiel a tu marca. El éxito llegará solo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on print

Atrae atención al Instagram de tu marca con Instamatico

Instamatico interactúa con tu audiencia objetivo consiguiéndote seguidores reales y clientes.
No usamos bots y tampoco necesitamos tu contraseña!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

jackpotcity casino app