10 mil es el número mágico en Instagram por dos razones fundamentales:

  1. Te permite poner links en los Instastories y
  2. te abre camino ya sea como micro influenciador o para trabajar con ellos dentro de tu área de negocio.

Si tienes una marca que ofrezca productos o servicios a través de esta plataforma, los enlaces en las historias te traerán muchos beneficios. Primero, podrás direccionar seguidores de forma directa a tu sitio de e-commerce o cualquier site desde donde ofrezcas tus productos. Además, podrás poner enlaces a productos o servicios específicos o hacia la landing page que prefieras. Incluso, si no ofreces productos, sino que ofreces otros tipo de contenido como un blog, estos links permitirán que tus seguidores vayan a ese artículo que tú deseas promocionar en ese momento. Y como puedes poner un enlace distinto en cada historia, podrás llevar a tu audiencia a diferentes sitios a lo largo del día.

Con 10mil seguidores podrás poner links en tus stories

Antes de esta gran herramienta, Instagram solo permitía poner un link en la bio. Y aunque por mucho tiempo fue útil (y lo sigue siendo), tiene muchas limitaciones. La principal es que el seguidor debe salir de la historia o de la publicación e ir a tu perfil para poder acceder al enlace. Seamos claros: a las personas les da flojera hacer esto y prefieren pasar de largo.

Convertirse en microinfluyente también es muy importante cuando estás creando una marca personal, quieres destacarte dentro de un área de negocios y mostrarte especialista en un tema en específico. Los microinfluyentes también se benefician de gran manera cuando llegan a los 10 mil seguidores.

Los microinfluencers están de moda desde hace un par de años y por una buena razón: este tipo de influyentes son más persuasivos y llegan a una audiencia más adecuada cuando de promocionar una marca o servicio se trata. Aunque los grandes influyentes con más de 500 mil seguidores siguen teniendo una buena tajada del mercado, padecen de una desventaja: sus audiencias son tan grandes y diversas que a las marcas se les dificulta encontrar algo que una a todas esas personas, un interés común más allá del influenciador. En cambio, los microinfluyentes tienen audiencias más pequeñas y de nicho. Suelen tener entre 10 mil y 100 mil seguidores congregados en torno a un interés común: gastronomía, belleza, salud, deporte, maternidad, fotografía, educación, turismo, noticias, o cualquier categoría a la que todos se sientan afín.

Un microinfluenciador tiene entre 10 mil y 100 mil seguidores

En marketing digital, apuntar a intereses debe ser uno de tus objetivos. La razón es muy simple: podemos ser muy distintos en demografía y comportamientos, pero como tribus nos une nuestros intereses. Además, si como marca quieres trabajar con ellos, tener una comunidad de nicho te abrirá las puertas ante ellos. Entonces, simple, solo debes conseguir 10 mil personas que compartan un mismo interés… No, no es nada simple. Sabemos de sobra que llegar a esos ansiados 10 mil seguidores no es fácil. Requiere de buen contenido, excelente planeación y, sobre todo, mucha disciplina.

 

Mini pausa para contarte que Instamatico ahora es Crafins!
Te ayudamos a crecer en Instagram sin bots y sin tu contraseña!

 

¿Qué es lo primero que necesito si deseo tener 10 mil seguidores en Instagram?

Instagram te da dos opciones al momento de abrir una cuenta en su plataforma: cuenta personal o cuenta de negocios. Lo fundamental, ya sea que manejes la cuenta de tu marca o tu cuenta personal, es convertirla en una cuenta de negocios. La mayoría hemos comenzado con cuentas personales, sobre todo si las abrimos hace años cuando Instagram apenas era una app para mostrar a nuestros seguidores lo que habíamos comido ese día. El problema con las cuentas personales es que no nos permite ver los Insights, la analítica que el propio Instagram nos provee. Para abrir una cuenta empresarial solo deberás tener una fan page en Facebook. No importa si ya tienes una cuenta persona. Al abrir tu página de Facebook ya podrás cambiar a cuenta empresarial y tener acceso a las estadísticas. Si no tienes fan page en Facebook, no te desesperes. Los desarrolladores han pensado en todo y al momento de cambiar tu cuenta de personal a negocios, de forma automática te crea una fan page a la cual se enlaza. Y te preguntarás “¿por qué tengo que tener una fan page en Facebook si solo voy a trabajar Instagram?”. Pues la respuesta obvia es que Facebook es como el padre de Instagram, por lo que te exige tener esta página en su plataforma. Pero para efectos prácticos, esa fanpage te va a permitir pautar Ads en Instagram desde el Ads Manager de Facebook. Y créenos, cuando haces vida de negocios en Instagram, debes pautar publicidad.

Puedes subir contenido a tu fanpage de Facebook directamente desde instagram

“Pero yo pauto directamente desde Instagram y no pasa nada”… Sí, se puede. Pero no es lo más recomendable. Si realmente deseas crear una audiencia específica para que tu anuncio convierta, debes hacerlo desde Facebook.

¿Por qué es importante la analítica web para llegar a 10 mil seguidores en Instagram?

Si tu negocio está en internet, debes medir todo lo que pasa. Si no estás en constante monitoreo, no estás haciendo nada. La métrica te dirá no solo cuántos seguidores tienes y cuántos likes generen tus publicaciones. Esas son las métricas del ego. Te sirven para medir crecimiento, pero no te explican realmente qué está pasando. Es más, son tan vacías que Instagram ha decidido eliminarlas de la vista de tus seguidores. “¡¿Qué?! ¡¿Cómo que mis seguidores no sabrán cuántos me gusta tiene una fotos?! ¡¿Cómo les explicaré a mis clientes que mis contenidos gustan y que deben hacer negocio conmigo?!” Calma. No te desmayes aún. Desde mayo de 2019, y por ahora solo en Canadá, los seguidores no podrán ver el número de likes porque Instagram ha determinado que esta no es una métrica fiable. Más que buscar likes, debes conseguir conversión: que compren tu producto, que vayan a tu evento, que visiten tu blog, que se registren en tu lista de correo electrónico. Y eso se logra con una buena estrategia y un excelente contenido.

«Queremos que las personas se preocupen menos acerca de cuántos likes tienen», Adam Moseli, CEO de Instagram,

Más allá del número de seguidores y likes, debes enfocarte en cómo tus publicaciones interactúan con tu audiencia, el engagement que genera cada imagen o historia, qué contenido funciona, en cuáles horas, en qué formato, cuál no funciona, el porqué de ambas situaciones y si convierte o no. No dejes ningún contenido al azar. Si tienes éxito con una publicación, pero no sabes por qué, no podrás replicarlo y habrás transformado una gran oportunidad en un accidente. Sabiendo qué es lo que realmente le interesa a tu audiencia, podrás ofrecerles contenidos útiles, que con seguridad enviarán a sus amigos o subirán a sus historias. Esta es la mejor forma de publicidad que tienes a tu alcance. Si tus seguidores te recomiendan a otros, crecerás de una forma muy orgánica y llegando justo a ese cliente ideal.

Recomendaciones para hacer crecer tu cuenta de Instagram hasta los 10 mil seguidores o más

1.- Encuentra tu frecuencia ideal: Una de las mejores maneras de mantenerte en el feed de tus seguidores es subiendo por lo menos dos publicaciones diarias a tu cuenta de Instagram. Seguro dirás: “Pero ni siquiera soy capaz de subir una, ¿cómo voy a subir dos?”. Por esta razón es importante la organización y la constancia. Determina un plan de contenidos con base en los resultados de tu estrategia de marketing. Esa estrategia debe establecer quién es tu seguidor (o cliente) ideal, qué intereses tiene y qué contenidos espera de tu marca. Con esta información, podrás crear material que te permita ser útil para ellos y nunca pasarás por el terrible “no sé qué publicar”. Suena súper fácil, ¿verdad? Pues no lo es. Y no lo es porque al principio resulta complicado descubrir qué es eso que quiere tu audiencia. Por eso, subir dos publicaciones diarias (o más) puede ser increíblemente difícil. En esta etapa, lo más recomendado es subir contenidos que tú creas pueden ser de utilidad. ¿Qué evitar? Evita esos contenidos en los que solo vendes tu producto. Nadie quiere ver publicidad en sus redes sociales. Así que apuesta a los contenidos que resaltan los beneficios que una persona puede conseguir al usar tu producto o servicio, responde las dudas más comunes acerca de ese producto, informa de datos curiosos, muestra el detrás de cámara de su elaboración, habla sobre temas relacionados a tu producto o a la industria en la que se inscribe, etc. La analítica te dirá qué temas y formatos tienen mejor aceptación. Además, presta atención a los horarios de publicación. Analiza los Insights para que descubras qué días y a qué horas está más activa tu audiencia en Instagram y publica en esos horarios tus publicaciones.

El New York Times es experto en presentar contenidos de gran valor

Si puedes mantener la frecuencia de 2 publicaciones al día, ¡perfecto! Si no, no pasa nada. Es mejor publicar una vez al día o una vez cada dos días si el contenido es realmente valioso, que publicar varias veces al día, pero no conseguir interacción porque los contenidos no cumplen las expectativas. La clave está en encontrar tu frecuencia ideal y permanecer fiel a ella. Otro detalle a tomar en cuenta para que los contenidos lleguen a clientes potenciales consiste en utilizar los hashtags o etiquetas correctas. Olvídate de las etiquetas populares tipo #love #PicOfTheDay #Follow4Follow. Esas etiquetas atraerán mucha gente, pero que no está relacionada a tu marca y perjudicarán tu cuenta. Realiza una buena investigación de hashtags, descubre cuáles son esos que te ayudarán a llegar a tu seguidor ideal y aléjate de aquellos que solo traerán seguidores que no tendrán engagement con tu marca.

2.- Menciona cuentas similares, pero con más followers: Menciona cuentas que sean similares a las tuyas, de manera de que noten tu existencia y, si les gusta el contenido, comiencen a interactuar contigo y te recomienden con sus seguidores. La cuenta que etiquetes debe estar íntimamente relacionada a tu industria y nicho. Si eres una marca de ropa, puedes etiquetar a alguna personalidad que use un estilo similar a la ropa que tú diseñas o vendes. Si eres una cuenta dedicada a temas de maternidad, busca a esa influyente de tu nicho y etiquétala en tus contenidos, ya sea para que te dé su opinión sobre un tema en específico o para que comente su experiencia. Las posibilidades son infinitas. Lo importante es que siempre haya un por qué de esa etiqueta. Evita que la otra cuenta se sienta usada e intenta que sea un ganar-ganar para ambos. Si a ese influyente le parece útil e interesante el contenido que publicas, con seguridad te replicará y se creará una linda alianza entre ustedes. Es muy importante que tengas la cuenta pública. De nada sirve etiquetar a otras personas si cuando estás van a acceder a tu cuenta, la encuentran privada. Si te da un poco de vergüenza etiquetar a personas que no conozcas, establece una relación antes de etiquetarlos: comenta sus posts, envíales mensajes directos en donde aportes algo extra al tema que tratan e interactúa con sus seguidores en sus propias publicaciones. También puedes aprovechar reuniones o eventos para presentarte y presentar tu cuenta y luego menciónalos, así ellos ya sabrán de quién se trata y te podrán recomendar.

3.- Colaboración entre grupos: Si formas parte de grupos de Whatsapp o de grupos de e-commerce por Facebook, por ejemplo, pídeles que se apoyen entre todos. Cada vez que publiques algo, pídele a tus grupos que den like, comenten tus contenidos y lo recomienden a otras personas. Entre todos lograrán aumentar el engagement y ser más relevantes entre los seguidores de esas cuentas aliadas. Recuerda que la ayuda debe ser recíproca. Pide que te mencionen y hazlo tú también. Apóyense tanto en las publicaciones del feed, como en los stories. Y si te sientes animado, haz un live en conjunto. Aunque esta práctica no es muy bien aceptada por Instagram, te será muy útil siempre y cuando las alianzas que hagas sean con marcas relacionadas a tu marca. Es decir: si eres pastelera, haz alianzas con  marcas que se dediquen a decoración de fiestas o fotografía. Una alianza con una marca de trajes de playa, no te será muy útil. Si la usas correctamente, Instagram no tendrá argumentos para decir que violas sus términos y condiciones y estarás a salvo de los bloqueos.

4.- Publica contenido que celebre momentos: Olvídate de vender en redes sociales. A nadie le gusta ver en sus feed productos y ventas explícitas. La gente va a las redes, y sobre todo a Instagram, para celebrar la vida, los momentos buenos, las amistades, la familia, lo que nos hace felices y lo que nos genera emociones. Cuenta historias, cómo tus productos o servicios cambian vidas, cómo facilitan encuentros. El contenido que celebra micro momentos es muy valioso para las audiencias: les gusta y lo agradecen. En la actualidad, los captions o descripciones de fotos son más importantes que la foto misma. Un buen storytelling es valioso. Claro, la foto o video tiene que ser buena, pero la descripción debe contar algo, celebrar algo, aportar algo. En esa descripción, pueden hacer un branding muy sútil de sus marcas, pero casi imperceptible, de manera que sus seguidores no sientan que les están vendiendo algo, sino que les están dando contenido de valor.

Las festividades como el Día de la Madre son ideales para celebrar momentos (y vender de forma sutil)

5.- Apóyate en microinfluencers: Como ya explicamos más arriba, los micro influencers revolucionaron el mundo de la recomendación digital. Busca microinfluyentes relevantes a tu industria y que tengan una audiencia que te ayude a crecer. Antes de trabajar con cualquier micro influyente, es importante saber si es el adecuado para ti. ¿Cómo hacerlo? Pídele sus analíticas web. Sin vergüenza. Tú tienes derecho a saber ya que invertirás tu tiempo y dinero en ellos. Cuando te den sus analytics, presta atención a aspectos como la ubicación, género, edades e intereses de sus audiencias, el engagement que generan, su alcance e impresiones, mejores horas de publicación y cualquier otro aspecto que sea importante para ti.

6.- Usa las historias: Las historias son la gran herramienta de Instagram para generar awareness, seguidores, engagement y por supuesto ventas. Al estar situados antes del feed, muchas personas los revisan primero que las publicaciones. Como aún no tienes 10 mil seguidores, no podrás poner enlaces en tus historias, pero sí puedes hacer un llamado a la acción para que tus seguidores vayan al enlace de la bio. Ten presente lo siguiente: siempre debes tener historias. Siempre. Entonces aquí entramos en el mismo conflicto que con las publicaciones: ¿qué se debe subir a las historias? Al igual que con el feed, debe ser contenido de valor, pero en el caso de las historias es un poco más flexible. Es decir, aprovecha la corta vida de las historias para contar alguna experiencia, mostrar un tras cámara, hacer promociones, celebrar las festividades como día de la madre o Navidad, hablar frente a cámara sobre algún tema de interés para tu audiencia, etc. La clave está en ser útil y contar historias.

Usa las herramientas que Instagram te ofrece en las historias

Además, las historias tienen una buena cantidad de herramientas que te ayudarán a crear contenido atractivo: gifs, encuestas, tests, stickers, geolocalización, preguntas abiertas, hashtags, chats, cuenta regresiva y más. Las posibilidades para generar interacción son infinitas y, como bien sabes, la interacción es fundamental para que tu cuenta crezca. Pídeles a tus seguidores que compartan tu historia con sus amigos o que te respondan preguntas a través de mensaje directo o que vayan a una publicación en específico y comenten. Las interacciones con tus seguidores a través de las historias harán que el algoritmo te tome en cuenta como una marca relevante para un público en específico. ¿Las historias desaparecen luego de 24 horas? No necesariamente. Si te parece que una historia es muy útil y quieres conservarla, solo debes añadirla a tus historias destacadas y estarán disponibles por siempre en tu perfil.

7.- Hacer live una o dos veces a la semana: Las tendencias indican que en 2019 sigue siendo la era del contenido en vivo. Solo aquellas marcas que transmitan en vivo podrán resaltar del resto. Entonces, ¿Qué estás esperando? Comienza a hacer un plan de contenidos LIVE para tu Instagram en donde lleves a tus seguidores algún contenido que sea de utilidad. Te recomendamos hacer en vivo una o dos veces por semana, los mismos días y a la misma hora. Por ejemplo, puedes ir live todos los lunes y viernes a la 1 pm. Así crearás un hábito entre tus seguidores y ellos estarán esperando tu contenido con antelación. Si te dedicas a la fotografía, puedes centrarte en temas como: cómo lograr un buen encuadre, cómo armar un set casero para fotografiar productos, tips para fotografía de viajes, edición básica de fotografía, cómo escoger la mejor cámara de bolsillo, qué lentes debe tener todo fotógrafo… Es decir, contenidos que sean valioso para tu audiencia y que te asegure que se conectarán a tu transmisión y hasta invitarán a sus amigos para que lo vean. Además, puedes hacer lives compartidos con otras personas, sin importar en donde estén. Solo debes invitar a alguien relacionado a tu cuenta a hacer un Live compartido. Ese live sumará las personas que te ven a ti más los de la otra persona al mismo tiempo. Así, esos seguidores de tu compañero te conocerán y tendrán la oportunidad de seguirte si les pareció que lo que dijiste o mostrarte en el live era valioso. Los lives tienen una vida de 24 horas, al igual que las historias. Pero esto no quiere decir que desaparezcan completamente. Con IGTV podrás ya sea editar ese live en un video de 10 minutos o hacer varios clips de máximo 10 minutos y subirlos a esta nueva plataforma, que está conectada a tu Instagram. De esta manera, el contenido siempre estará disponible para tus seguidores.

 

Mini pausa para contarte que Instamatico ahora es Crafins!
Te ayudamos a crecer en Instagram sin bots y sin tu contraseña!

 

8.- Interacción, siempre interacción: Nunca nos cansaremos de decir que la base de toda buena cuenta en Instagram es la interacción que logres con sus seguidores. Humaniza tu marca, hazles ver que es una persona de carne y hueso como ellos, que se alegra por lo mismo que ellos, que le gusta lo mismo que a ellos, que padece lo mismo que ellos y que tiene soluciones pensadas en ellos. Crea una comunidad alrededor de tu marca, conformada por ti como consejero y solucionador de problemas y tus followers, que te siguen porque tu marca los entiende, se parece a ellos, se comunica con ellos y además, les da buenas soluciones a problemas puntuales. Responde sus mensajes, dale me gusta a sus publicaciones, conócelos, dales consejos cuando te cuenten sus dudas. Genera engagement. ¿Qué lograrás con eso? Posicionarte como experto en algún área de negocio, confiarán en ti y tus productos y, muy importante, te recomendarán con sus amigos y conocidos. Y en Instagram, la recomendación no tiene precio. Pero, ¿qué pasa si de verdad tienes una promo súper buena o un contenido excelente y te gustaría usar las historias con enlaces para que tus seguidores lleguen a ellos? Pauta publicidad en las Instastories. Cuando publicas un anuncio en historias, podrás enlazar a el sitio web o landing page que quieras.

Con seguridad, luego de que llegues a los 10 mil seguidores, querrás más y más. Si sigues estos consejos y, con mucha disciplina, lograrás que tu cuenta crezca de forma notable y se convierta en referencia en tu industria.

¿Tienes otro truco para llegar a los 10 mil seguidores? ¿Cuál de nuestras recomendaciones te gusta más? Déjanos tus comentarios y cuéntanos tu experiencia.