Desde hace unos años, Instagram irrumpió en el mundo de las redes sociales con una propuesta innovadora para entonces: compartir fotos. En un principio, solo era usada por personas, quienes a través de imágenes mostraban cómo iba su día. Pero desde hace un par de años, las empresas vieron el enorme potencial que Instagram significaba para el crecimiento de sus negocios y fueron surgiendo perfiles empresariales que buscaban mostrar, y vender, sus productos o servicios. En la actualidad casi se podría decir que si tu empresa no está en Instagram, no existe. Se estima que Instagram tiene más de 700 millones de usuarios registrados para abril de 2017. Imagina el potencial que tu marca está perdiendo si no tiene un perfil en esta red social.

Las marcas más importantes ya tienen un lugar en Instagram

Hoy en día las marcas han creado no solo perfiles en Instagram para vender sino también comunidades en donde interactúan con sus seguidores y le dan valor a su marca. Pero la gran pregunta es ¿Cómo estar en Instagram y cómo hacerlo bien? Lo primero que debes considerar es para qué quieres estar en Instagram o cuál es tu objetivo principal. ¿Quieres aumentar las ventas? ¿Quieres crear una comunidad que tenga como base tu marca? ¿Quieres compartir imágenes relacionadas con tu marca para que sea conocida? ¿Quieres que más personas vayan a tu sitio web? La razón puede ser cualquiera, lo importante es tener un objetivo definido, alcanzable y medible antes de comenzar a postear fotos.  

 

Mini pausa para contarte que lanzamos un curso de Instagram para marcas! 100% gratuito!

 

      Tip: Completa la siguiente frase para establecer tu objetivo: «(Mi marca) Tendrá un perfil en Instagram para (el propósito), de manera que podamos (el objetivo)».

La Estación Internacional tiene como objetivo mostrar el lado más humano sus viajes al espacio

Luego de concretar un objetivo, debes establecer una estrategia de contenido que definirá, entre otras cosas, qué postear, con qué frecuencia, a qué hora y cada cuánto tiempo. Teniendo ya definida la estrategia, llegó el momento de crear el perfil de la empresa en Instagram. Si ya estaba creado, modificarlo de acuerdo a los parámetros necesarios para que sea exitoso. Primero, aprovecha cada campo del perfil. Lo primero es escoger un nombre, que suele ser el nombre de la empresa. Trata de que sea lo más corto posible para que las personas puedan recordarlo con facilidad. En la bio, escribe quiénes son y a qué se dedican. Este es el momento de ser conciso y directo, sin perder el humor. Aprovecha para establecer de una vez un hashtag o etiqueta propia que identifique a tu empresa y escríbela en este campo. Instagram te da la opción de poner un url, que en un principio puede direccionar al home del web site de tu compañía y que luego puede llevar a páginas específicas de acuerdo a lo que quieras promocionar. No desaproveches esta opción ya que te permitirá llevar tráfico a tu sitio web y a partir de allí se abren una gran posibilidad de opciones para el crecimiento de tu empresa.

La identidad visual en Instagram

Antes de subir cualquier post, debes pensar lo siguiente: ¿Cómo debe ser la identidad visual de mi marca en Instagram?  Recuerda que en Instagram se comparten imágenes y, aunque para un usuario común no importe la diversidad de sus fotografías, para tu empresa es importante mantener una identidad. Por ejemplo, tal vez solo desees subir imágenes en blanco y negro con un borde azul o quizás solo postees frases de inspiración con una fuente y un color determinado o quizás desees solo subir fotos a color en donde siempre haya uno de tus productos. La idea es que cuando tus seguidores se topen con tu post, no pasen de largo sin identificarte sino que de inmediato sepan que esa foto es de tu empresa y se detengan un momento a verla y a leer su descripción. De más está decir que la calidad de la foto debe ser impecable. Evita las fotos pixeladas o sin composición. Mira otros ejemplos acá.

La identidad visual de Starbucks está claramente definida

Ya que tocamos el tema de la descripción de la foto, hablemos un poco de ella. Aunque en Instagram lo más importante sea la foto, no dejes al azar el campo de la descripción. Aprovecha este espacio para comentar algo relacionado a la imagen. Si estás mostrando un producto o servicio, cuenta brevemente de qué se trata y los beneficios que tendrá para tu seguidor. Muchas empresas han usado la descripción para hacer storytelling, que no es más que contar una historia a partir de esa imagen. Por ejemplo, puedes contar una historia breve de cómo tu producto o servicio cambio la vida de uno de tus clientes. En la descripción es donde debes aprovechar los hashtag, ya sean relacionadas a tu campo de negocio o aquella que creaste para que te identifique solo a ti. Los hashtags ayudarán a otros a encontrarte y relacionarse con tu marca, por eso su importancia. Además, te ayudarán a ti a relacionarte con marcas parecidas a la tuya y crear alianzas. ¿Cuántos hashtags debes usar? Pues todas las que consideres relevantes, siempre y cuando no pases de 30 ya que Instagram lo considerará spam y no publicará la descripción de tu foto. Siempre hacemos énfasis en la creación de una hashtag propio, que te sea exclusivo y que tus seguidores puedan usar cuando compren tu producto o servicio o cuando se quieran comunicar contigo. Si tu marca lo permite, utiliza el humor en la descripción. La mejor manera de hacerlo es con el uso de los emoticons. Juega con ellos y dale un momento de risas a tus seguidores.

Si la marca lo permite, usa emoticones en las descripciones y dale un toque divertido a la publicación

Ya estás listo para comenzar a subir imágenes a Instagram desde el perfil de tu empresa. Y seguro estarás muy emocionado de ver cómo le irá a ese post, si tendrá me gusta, si tus seguidores comentarán, si será compartido… Es decir, si tendrá engagenment. El engagenment no es más que esa respuesta por parte de tus seguidores y lo comprometidos que se sienten con tu cuenta. Sin embargo, ese compromiso no va a existir si no les ofreces contenido de calidad e interacción. En la medida en que tus imágenes aporten algo que tus seguidores necesiten y que sus comentarios o dudas sean respondidos, en esa misma medida ellos no dudarán en darte ese like tan preciado, comentar tus fotos y hasta recomendar tu cuenta, y por ende tu producto, a sus amigos. Si tus post son comentados y recomendados, tus seguidores irán creciendo de forma orgánica. El crecimiento orgánico es el que sea da de forma natural, sin que la empresa compre seguidores. Ese es el crecimiento que buscas para el perfil de tu empresa, porque se traduce en que tu contenido es útil, de calidad y que gusta entre tus seguidores.

Un buen contenido, una imagen pulcra y un alto engagement te aseguran una gran experiencia de marca en Instagram

A partir de este punto solo te queda optimizar la interacción con tus seguidores lo más que se pueda. Existen varias maneras de lograrlo, ya sea que te dediques tú mismo a esto (lo que podría significar invertir mucho de tu tiempo a esta tarea), delegar esta misión en un community manager o contratar los servicios de una empresa que te ofrezca herramientas para interactuar con tus seguidores durante todo el día sin sacrificar ese crecimiento orgánico que ya has logrado. En Instamatico nos encargamos de la importante pero tediosa tarea de interactuar con potenciales consumidores. Nos encargamos de llamar atención al perfil de tu marca. Te interesaría probar Instamatico con tu marca por una semana sin costo? Regístrate acá. Recuerda, lo más importante en las redes sociales es ser constante e interactuar con tus seguidores para que el perfil de tu empresa, la reputación de tu marca y tus ventas crezcan de forma constante. ¿Cómo ha sido tu experiencia como empresa en Instagram? ¿Cuál fue tu mayor reto al momento de comenzar a usar esta red social? Cuéntanos tu experiencia.  

 

Ya te suscribiste a nuestro curso de Instagram para marcas! Es 100% gratuito!