En Instagram existe un universo de más de 800 millones de usuarios activos, de los cuales 25 millones pertenecen a perfiles empresariales.

Estas cifras son impresionantes y representan un gran reto para todas aquellas marcas que quieran hacer vida en esta plataforma tan importante.

En nuestro artículo Instagram como plataforma para social selling, presentamos la importancia que tiene Instagram para vender y cómo se puede usar de la manera correcta para que genere los resultados esperados.

Haciendo un resumen, dijimos que los usuarios de redes sociales detestan seguir cuentas que solo les vendan productos y servicios y que no le ofrezcan algún contenido de valor que sea relevante a ellos. Por eso, aunque cada día hay más cuentas empresariales en Instagram, los usuarios siguen una menor cantidad de estas cuentas. Se quedan solo con aquellas marcas que los mantienen informados, los educan o los entretienen.

El contenido centrado en la marca es uno de los errores más comunes que las empresas cometen en sus redes sociales.

Por ejemplo, una marca de ropa podría caer en la tentación de solo publicar imágenes de las prendas que tiene a disposición de sus clientes. En la descripción, solo escriben información tipo talla y precio. Piensan que con eso es suficiente ya que ellos “venden en internet”. Sí, con seguridad lograrán algunos likes, uno que otro comentario preguntando dónde conseguir la pieza y algunas ventas.

El usuario valora el contenido que está centrado en el seguidor, así como lo hace @Extraordinariasoficial

Al no tener mayores resultados, suelen culpar al algoritmo de Instagram y hasta lo señalan de ocultar sus publicaciones a sus seguidores. Nada más alejado de la realidad.

El algoritmo de Instagram es muy inteligente y busca que haya engagement e interacción entre las cuentas empresariales y sus seguidores. Entonces, la culpa no es del algoritmo, sino del bajo engagement que la marca ha logrado con sus seguidores.

Recuerda, el engagement es ese compromiso que existe entre una marca y las personas que la siguen. Para tener un engagement alto, las marcas deben cumplir una serie de aspectos como: publicar contenido de valor, generar interacción con sus seguidores, atender comentarios y mensajes directos, valorar a sus seguidores, entre otras cosas.

Pero este no es el único error que las marcas suelen cometer.

¿Quieres conocer los seis errores más comunes que las cuentas empresariales cometen en sus cuentas de Instagram?

 

Mini pausa para contarte que lanzamos un curso de Instagram para marcas! 100% gratuito!

 

No cometas estos errores en tu Instagram

1.- Crear contenido centrado en tu producto o servicio: Este es el error más común entre las marcas y empresas que hacen vida en redes sociales. Quizás tu producto o servicio sea el más maravilloso del mundo, el que soluciona todos los problemas, el del mejor precio, el más bonito, pero ¿esto realmente le interesa a tu audiencia? Tu público quiere saber cómo tu marca puede hacer su vida más fácil, cómo tu producto soluciona sus problemas, por qué debe seguirte si en realidad no quiere que le vendan nada en redes sociales.

El protagonista del Instagram de tu marca no es tu producto, es tu cliente. Por esta razón, el contenido que crees para alimentar la cuenta debe estar centrado en la audiencia.

Volvamos al ejemplo de la tienda de ropa. Al subir solo imágenes de las prendas que tienen en venta, están creando contenido centrado en el producto. No importa si es una ropa hermosa, más allá de cumplir con una función estética, poco aporta al cliente.

Los seguidores aman ese contenido que les da ideas novedosas como el de @interiorescyg

Ahora imagina que esa misma cuenta decide dar consejos de estilo y para ejemplificar lo que describe, usa las prendas que tiene en venta. Ya el contenido no estaría centrado en su producto, sino en el consumidor de sus redes.

La marca tiene la capacidad de ofrecer información relevante a sus audiencias, ya sea en forma de información, educación o entretenimiento.

Esta práctica tiene muchos beneficios para las empresas: demuestra sus conocimiento en un tema específico, se muestra como un líder de opinión en su industria, fomenta la interacción en sus publicaciones porque los seguidores querrán siempre saber más del tema, consiguen seguidores fieles que siempre los acompañarán porque les interesa saber más y logran incrementar las ventas.

Establece esos temas relacionados a tu marca con los que puedas aportar valor a tus seguidores, crea contenidos pensando en esos seguidores y en lo que tú, como marca, puedas ofrecerle y centra tus comunicaciones en esos temas de valor.

2.- Tener una comunicación unidireccional: En redes sociales hay dos entidades: la marca y sus seguidores. Por esta razón, la comunicación debe ser bidireccional. Es decir, debe existir conversación y no monólogo.

Esas marcas que solo usan sus cuentas para hablar de ellas y no responden mensajes y mensajes directos, se pierden la mayor parte de los beneficios que una plataforma como Instagram puede dar. La gran consecuencia de no establecer conversaciones con los seguidores es tener un muy bajo engagement.

Como dijimos más arriba, un bajo engagement se castiga en Instagram. Si no logras interacción y compromiso con sus seguidores, sus publicaciones no se mostrarán entre las primeras en el feed de esos seguidores.

No es que el algoritmo de Instagram sea malo, sino que tiene como base el engagement entre marcas y seguidores.

Si respondes los comentarios, generas interacción

Si logras una buena interacción con tus seguidores, el algoritmo considerará que eres importante para ellos y ubicará tus publicaciones e historias entre las primeras del feed de esas personas que te siguen. Y con tantas marcas haciendo vida en esta plataforma social, es de vital importancia tener un lugar privilegiado en los feeds.

Genera conversación, responde comentarios, responde mensajes directos, pásate por las cuentas de tus seguidores, logra un lugar privilegiado en el corazón de ellos y con seguridad tendrás un alto engagement y serás premiado por el tan temido algoritmo.

Si te preocupa que tienes muy pocos seguidores y no logras ese engagement con el que sueñas, nuestra herramienta en Instamatico te puede ayudar.

Con Instamatico podrás atraer la atención de miles de clientes potenciales a tu perfil de Instagram. Nuestra herramienta de automatización se encarga de interactuar con tus seguidores, incluso cuando duermes. ¿Cómo lo logramos? Atraemos a tu perfil gente que ya demostró estar interesada en tu nicho o industria, segmentamos a la audiencia para conseguir esos seguidores que estén en tu ciudad o en la localidad que te interesa y te aseguramos que solo serán cuentas reales, nada de seguir cuentas falsas.

¿Quieres saber más? No dudes en ir a nuestro website y pedir la prueba gratis de 7 días. Te enamorarás de Instamatico.

3.- Usar imágenes y videos pocos profesionales: Cuando una marca pequeña decide incursionar en Instagram, usualmente cuenta con poco dinero para contratar a un fotógrafo, videógrafo o diseñador que pueda darle una imagen profesional a su cuenta.

Sin embargo, la estética de una marca en redes sociales no puede ser dejada al azar. Aunque es el contenido de calidad el que te va a asegurar que tus seguidores se mantengan fieles, una buena imagen los va a enganchar y abrirá la puerta a ese contenido valioso que tienes para ellos.

Si puedes hacer una inversión, compra un teléfono inteligente que tome fotografías con buena calidad. Busca tutoriales en Youtube en donde expliquen las nociones básicas de fotografía móvil, de manera que tengas las bases de composición para tomar una buena imagen con el smartphone. Apóyate en aplicaciones de edición de fotografía con las que puedas mejorar las imágenes, editarlas y aplicar algún filtro. Te recomendamos Lightroom, Snapseed, VSCO cam y Pixlr.

Aprovecha las apps gratuitas de diseño para Instagram

Al igual que con las fotos, los videos también deben ser de calidad. Un curso básico de video, ya sea presencial u online, te permitirá crear material que sea estético y que de la información apropiada. De igual manera, existen cientos de apps para que edites tus propios videos en tu móvil. Entre estas aplicaciones, destacan Filmora Go, Viva Video y Kine Master.

Si las frases inspiraciones tienen un lugar especial en tu estrategia de contenidos, en el mercado existen diversas herramientas que te permitirán crear estos posts de forma elegante para tus redes, sin necesidad de que seas diseñador. Lo mejor de estas aplicaciones es que son muy sencillas de usar y los resultados son espectaculares. Te recomendamos: Word Swag, Spark Post y Fontmania.

 

Ya te suscribiste a nuestro curso de Instagram para marcas! Es 100% gratuito!

 

4.- No conocer el público objetivo: Imagina que estás en el centro de un estadio de fútbol y las 80 mil butacas están ocupadas por una diversa cantidad de personas. Entonces, comienzas a contarle a esas miles de personas todo lo bueno que tienes para contarles. Nadie te escucha. Decides subir el volumen de tu voz, pero hay demasiado ruido. Ya desesperado, comienzas a gritar y gritas y gritas y gritas… nadie te escucha.

Lo mismo pasa cuando una marca entra a Instagram y no define su público objetivo, sino que decide hablarle a todo el mundo. Ese “todo el mundo” son los 800 millones de usuarios activos que hacen vida en la plataforma. ¿Podrá alguien escucharte? Es muy difícil.

Es por esta razón es resulta imprescindible definir ese público objetivo al que vas a hablarle en tus redes sociales.

Lo primero que viene a la mente cuando se le pide a una marca que establezca sus públicos objetivos es definir los aspectos demográficos que caracterizan a esa audiencia. Entonces, para la marca de ropa ejecutiva que estamos usando como ejemplo, dicen: Mujeres de 25 a 35 años, con ingresos superiores a $5.000, solteras, profesionales y que vivan en Buenos Aires. Pero, ¿a todas las mujeres de Buenos Aires con estas características descritas, les interesa la ropa ejecutiva? No.

Ante este escenario, lo recomendable es acompañar estos datos demográficos con los intereses a los que apuntas con tu marca. Entonces, en este ejemplo podemos agregar: mujeres que trabajen en oficinas, que les guste la moda, que sigan cuentas de Instagram relacionadas con estilo. También podrías agregar otro grupo: mujeres universitarias que no sepan cómo definir un estilo para el mercado de trabajo. Vamos con otro grupo de interés: Mujeres desempleadas que están buscando trabajo de forma activa y quieren conocer el mejor estilo para ir a una entrevista de trabajo.

El speaker @garyvee sabe muy bien a quien le habla en sus redes

De esta manera acabas de establecer tres públicos objetivos muy bien definido por sus intereses. Al momento de crear contenido de valor, ya sabes a quién vas a hablarle y, lo más importante, cómo debes hablarle para que tus contenidos sean aceptados por estas personas.

Crear contenido es un trabajo que requiere mucho esfuerzo. Establecer estos públicos objetivos te ahorra el trabajo de “gritarle a todo el estadio” y te permite hablarle de forma directa a esas personas que realmente te interesan. Y lo mejor: ellos están dispuestos a escucharte porque les da ese contenido valioso que necesitan para solucionar sus problemas.

5.- No medir resultados: Lo hemos dicho infinidad de veces: si no mides lo que haces, no sirve lo que haces. En internet es fundamental medir resultados para saber si la estrategia está funcionando, si debe ser optimizada o si debe ser descartada en su totalidad y establecer una nueva estrategia.

En Instagram, lo que no se puede medir no sirve

Instagram tiene a disposición de las cuentas empresariales los Insights, una herramienta en donde puedes medir el desempeño de tu cuenta con base en actividad, contenido y público.

En cuanto a la actividad, podrás analizar las interacciones, cuántas personas descubrieron la cuenta, el alcance y las impresiones de las publicaciones. Al analizar el contenido, la herramienta te permite ver las impresiones por publicación o por historia. Uno de los aspectos más útiles es la posibilidad de analizar al público que te sigue. En esta pestaña podrás ver que porcentaje de mujeres y hombres siguen la marca, el rango de edad global y por género, las principales ciudades donde se encuentran estas personas y los días y horas en las que son más activos.

Si quieres un análisis más profundo, puedes usar herramientas como Iconosquare o Cyfe.

6.- No promocionar contenido: Las marcas sueñan con conseguir miles y miles de seguidores de forma orgánica, es decir, sin promocionar sus contenidos en el Ads de Instagram. ¿Es esto realmente posible? Hace algunos años, cuando la plataforma no estaba tan saturada de contenidos y de cuentas empresariales, sí se podía crear una buena comunidad sin necesidad de desembolsillar un centavo, pero en la actualidad, esto es casi imposible.

Con más frecuencia, las personas evitan seguir cuentas empresariales porque no quieren que les vendan nada. Y sí, seguir a una marca muchas veces es sinónimo de ventas frías.

Aquí se nos presenta una disyuntiva: Si la gente no quiere ver publicidad, ¿por qué habría que promocionar las publicaciones?

A las personas no les molesta ver los Ads de Instagram, porque saben que son publicidad por la que una marca ha pagado. Lo que detestan es seguir una cuenta que solo usa este canal para hablar de lo maravillosa que es.

La herramienta de Ads de Instagram es increíblemente poderosa para llegar a ese público objetivo de forma más directa. Desde la propia aplicación puedes acceder a la herramienta y hacer una segmentación de ese público objetivo, pero si quieres que la segmentación sea aún más exacta, te recomendamos que hagas la publicación desde el Facebook Media Manager. En el media manager tienes a tu disposición una gran cantidad de intereses que puedes agregar a esa publicidad para que aparezca en el feed correcto y las posibilidades de que te sigan sean aún mayores.

La clave de un buen contenido publicitario en Instagram es justamente esa segmentación por intereses que hagas. De nada sirve que una pieza publicitaria llegue a todas las mujeres entre 20 y 35 años de Buenos Aires, si lo que estás promocionando es una cuenta de ropa ejecutiva. Habrá miles de mujeres en esa segmentación a la que no le va a interesar el tema. Una mala segmentación es equivalente a agarrar tu dinero y lanzarlo a una hoguera. Analiza muy bien tu público objetivo y con base en esa investigación, decide cómo será la segmentación para los ads.

Resulta muy común cometer uno o varios de estos errores cuando eres una marca y apenas te estás iniciando en el mundo de Instagram. Si notas que tu marca está cometiendo alguno de estos errores, no te desesperes, sino que actúa y repara el error. Te aseguramos que verás unos muy buenos resultados cuando comiences a usar Instagram de la manera correcta.

¿Alguna vez has cometido alguno de estos errores? ¿Cómo lo resolviste? Deja tu experiencia en los comentarios.